Historia
19 Jun 2022
By: OIM España

Me llamo Ingrid, soy Colombiana y actualmente vivo en Huelva. Soy diseñadora gráfica, realizadora audiovisual y activista en temas sociales y de inclusión.

Aunque la idea de migrar formaba parte de mis planes desde hacía ya algún tiempo, esta decisión se vio apresurada por motivos de seguridad. La situación en mi país es complicada, temiendo por nuestra seguridad y por nuestra propia vida, decidimos venir a España.

Mi sueño al salir de Colombia siempre ha sido el poder profesionalizarme para poder aportar a la sociedad desde una base más sólida. El acceso a la educación en mi país no siempre fácil, especialmente debido a los costos de la misma. En mi caso no fue posible concluir mis estudios. Aquí en España me he encontrado con oportunidades y facilidades para aprender, formarme y aumentar mis posibilidades de tener un impacto positivo. Todo esto al mismo tiempo que realizo los tramites para regularizar mi situación administrativa aquí en España.

Considero que la migración es una experiencia muy personal, hay tantos motivos, tantas causas y formas de realizarla que se convierte en un proceso único para cada persona. Para mí, ser migrante es luchar, emprender, conocer y comenzar desde cero. Cada día hay retos nuevos que deben irse superando. Se trata de aprender y adaptarse, sin olvidar las propias raíces, ya que uno mismo también aporta al entorno en el que se encuentra.

Se trata de aprender y adaptarse, sin olvidar las propias raíces, ya que uno mismo también aporta al entorno en el que se encuentra.

Recuerdo que cuando salí de mi país, dirigiéndome hacia España, sentía mucho miedo. Miedo de dejar mi vida atrás, de no conseguir pasar por los filtros de migración. Miedo de empezar desde cero, y sobre todo a la incertidumbre, ya que no tenia un plan formulado. Cuando vi que lo había conseguido sentí mucha tranquilidad, pero también sentimientos encontrados, pues me encontraba con oportunidades que me hacían muy feliz, y que tristemente, sabia que en mi país no podría tener.

Ahora en Huelva me encuentro muy bien. He conocido gente de muchas partes del mundo, y aunque la mayoría de mis amigos vienen también de fuera, mi experiencia con los andaluces ha sido muy enriquecedora. Son personas muy acogedoras, muy dispuestas a ayudar y a motivarnos. Una de las cosas que más valoro de vivir aquí es la tranquilidad, yo vengo de una capital, donde el ritmo es muy acelerado y ese cambio me gusta mucho. Además, disfruto mucho de poder ir a la playa, eso es algo que en mi ciudad natal no podía hacer ya que estamos lejos de las costas.

Estando lejos, he podido valorar más mi propio país. Creo que es fácil acostumbrarse a lo cotidiano, pero habiendo migrado, ahora valoro más la riqueza humana y cultural que hay en Colombia. Esto genera en mi un sentimiento de nostalgia que aumenta mis ganas de luchar para poder regresar, llevando conmigo un valor agregado.

Tengo la idea de volver, pero no sé cuándo. Ahora estoy aquí y quiero aprovechar las oportunidades que esto me da, seguir aprendiendo y escribiendo mi historia mientras la vivo.

Mi consejo para las personas que tienen pensado migrar, es que se preparen, que investiguen a dónde van, cómo llegaran y qué trámites o procesos deben realizar, a fin de que su trayecto sea lo más regular posible, y así evitar complicaciones que puedan prevenirse.