La OIM hace recomendaciones a Austria al asumir la Presidencia del Consejo de la UE


Date Publish: 
Wednesday, July 4, 2018

Bruselas – La OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración ha sugerido tres recomendaciones para Austria que comenzará a ejercer la Presidencia del Consejo de la Unión Europea. Las mismas están basadas en la visión de que una mejor gobernanza migratoria – a nivel nacional, regional y mundial – beneficia al espectro integral de la migración: los migrantes, sus países de origen y los países de destino, y que la misma requiere de coraje político, de una perspectiva basada en evidencias y de un enfoque centrado en lo humano.

Ayer (02/07) la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración presentó sus recomendaciones sobre temas migratorios a Austria al momento de asumir la Presidencia del Consejo de la Unión Europea (UE), a partir del 1º de Julio y por un período de seis meses.

La OIM pone el foco en tres áreas claves en sus escritos de recomendación: las fronteras de África y la gestión de la identidad, el Marco Financiero Multianual de la UE (MFF por su sigla en inglés) y el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM por su sigla en inglés).

“Austria liderará la presidencia rotativa de la UE en la segunda mitad de 2018, un período crítico en el que la atención se pondrá en la implementación y la UE acordará su próximo marco financiero multianual,” dijo en Bruselas Eugenio Ambrosi, Director Regional de la Unión Europea, Noruega y Suiza.

“Nuestras recomendaciones tienen su base en la convicción de la OIM de que una mejor gobernanza a todo nivel –nacional, regional y mundial – beneficia no solamente a los migrantes sino también a sus países de origen y a los de destino, y que el manejo de tal gobernanza requiere de coraje político, de una visión basada en evidencias y de un enfoque basado en lo humano,” agregó Ambrosi.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular implica abordar todos los aspectos de la migración en su totalidad y tendrá implicancias tanto para las políticas internas como para las políticas externas de la UE.

La UE y sus Estados Miembros deben ser incentivados a fin de que promuevan un enfoque integral frente a la migración que ponga los derechos, las capacidades y las contribuciones de los migrantes en el centro de atención, sosteniendo la visión de asegurar su seguridad, su dignidad y sus derechos humanos, siguiendo los lineamientos de la visión del Pacto Mundial sobre Migración.

Se ha programado el cierre de las negociaciones intergubernamentales sobre el Pacto Mundial sobre Migración para julio de 2018 y la adopción del mismo se espera tenga lugar en una conferencia intergubernamental en diciembre de 2018. En este periodo intermedio entre estos dos hechos claves, la OIM pide a Austria, en el ejercicio de la Presidencia de la UE, que establezca un proceso para poder prepararse para la implementación del Pacto.

Partiendo de la base de los compromisos de la UE en materia de políticas migratorias relacionadas con trabajar con los países socios, como así también de la tarea de dar prioridad a África como región clave para la cooperación en materia de cuestiones vinculadas a la movilidad humana, la OIM recomienda que la Presidencia de Austria trabaje con sus contrapartes en África para el mejoramiento de sus capacidades de gestión de la identidad y fronteriza a fin de beneficiar la movilidad intrarregional y para contribuir con una migración segura y regular en la UE, esta última apoyada también por la propia reforma sobre políticas en materia de visas de la UE.

Finalmente la integración, la cohesión social, los derechos humanos, la asistencia humanitaria, y la cooperación en materia de desarrollo, todas ellas necesitan de una sólida inversión puesto que las políticas migratorias exitosas son una ambición social a largo plazo. Para que estas políticas sean verdaderamente estratégicas, orientadas a resultados y a largo plazo, es preciso que las mismas cuenten con los recursos adecuados. Las consultas de este año para el próximo Marco Financiero Multi-Anual de la UE ofrecen una singular oportunidad para la UE y sus Estados Miembros de asegurar compromisos financieros sostenibles y ambiciosos a fin de crear una Europa que esté unida y cumpla con sus compromisos internacionales.

La OIM solicita a la Presidencia que asigne recursos adecuados para una política migratoria que sea estratégica, orientada a resultados y a largo plazo.

"La OIM está lista para apoyar a la Presidencia y a los estados miembros de la UE con su pericia a nivel mundial y con sus herramientas operativas para avanzar en nuestro compromiso conjunto de mejorar la gobernanza migratoria mundial y asegurar que todos y cada uno de los migrantes sea asistido, y que sus derechos esenciales sean defendidos,” sostuvo Ambrosi.

Las recomendaciones de la OIM dirigidas a las Presidencias rotativas de la UE, que se emiten dos veces al año, son guiadas por su Marco de Gobernanza Migratoria (MiGOF por su sigla en inglés) que es la primera y hasta ahora única articulación detallada mundial de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas.

Los Presidentes del Consejo de la UE, que están de turno por seis meses, trabajan juntos en grupos de tres en interés de la continuidad y de la coherencia. El actual trío presidencial comprende a Estonia (de julio a diciembre de 2017), Bulgaria (de enero a junio de 2018) y Austria (de julio a diciembre de 2018). Los representantes presidenciales presiden reuniones a todo nivel y proponen las líneas directrices necesarias para que el Consejo pueda tomar decisiones.